DATOS SOBRE EL CONSUMO ENERGÉTICO EN LAS VIVIENDAS

Estos son algunos datos que te pueden interesar sobre el consumo energético del sector residencial:

  • El consumo medio anual de energía en nuestro país es de unos 1.000€ (hay que tener en cuenta que la vivienda media es de 82m2 y el número de ocupantes por vivienda de 2,6).
  • De estos 1000€, el 65% es la cantidad destinada a calefacción, agua caliente y refrigeración, que es la que mide el certificado energético.
  • El 35% restante es el consumo producido por la iluminación, la cocina y los electrodomésticos.

art-idae-consumo-uso

fuente IDAE

Si tienes una vivienda y quieres reducir tu consumo energético hay dos tipos de acciones que puedes llevar a cabo:

Por un lado reducir el 65% del consumo destinado a la climatización y el agua caliente:

  • mejorando la envolvente (más aislante térmico y mejores ventanas),
  • cambiando la caldera o
  • utilizando energías renovables.

Por otro lado, para reducir el 35% restante podrás:

  • utilizar bombillas de bajo consumo o tipo led, así como
  • electrodomésticos de clase A o superior.

emes-arquitectura-certificados_energeticos-bizkaialetra a

En el estudio EMES arquitectura te asesoramos y te ayudamos a ahorrar energía.

Calle Mayor 10, Las Arenas, Getxo (Bizkaia) – 944307265 – emes@emesarquitectura.com

 

CUANTO CUESTA HACERSE UNA CASA DE BAJO CONSUMO

Cada vez oímos más los términos vivienda sostenible, passiv-haus o casa de bajo consumo energético, y aunque la idea nos resulta atractiva, muchas veces la descartamos dando por hecho que esas características implican un coste elevado.

¿Es realmente así? ¿Cuesta más hacerse una casa ecológica y eficiente?

emes-arquitectura-cuanto-cuesta-hacerce-una-casa-bajo-consumo4

Para responder a esta pregunta es necesario dejar claro qué es lo que caracteriza a una vivienda de estas características. Son fundamentalmente tres cosas:

  • un aislamiento térmico que reduzca al mínimo las pérdidas de calor,
  • un sistema de producción de calor que consuma la mínima energía posible y
  • la utilización de energías renovables.

Una vez aclarado esto, podemos entender que se puede hacer una casa de bajo consumo con distintos sistemas constructivos, siempre que cumplamos con los tres requisitos anteriores, y ahí es donde podemos encontrarnos con diferencias de precio.

Si queremos construir una casa eficiente con el sistema tradicional (estructura de hormigón y cerramiento a base de ladrillo) sí nos saldrá más caro (aunque la inversión se amortizaría en poco tiempo), sin embargo, podemos optar por otros sistemas constructivos que no sólo nos permiten reducir el precio, sino que además aportan mejores características térmicas como los sistemas de madera. Ejemplo de estos sistemas constructivos son SchwoererHaus y Ekoetxe. Ambas aúnan experiencia, saber hacer y compromiso tanto con sus clientes como con el medio ambiente.

emes-arquitectura-cuanto-cuesta-hacerce-una-casa-bajo-consumo2emes-arquitectura-cuanto-cuesta-hacerce-una-casa-bajo-consumo3

Esto no quiere decir que para hacerse una casa de bajo consumo energético sin encarecer la construcción sea imprescindible hacerla de madera, también hay varios sistemas en el mercado a base de hormigón que permitirían hacerlo por un precio muy competitivo.

emes-arquitectura-cuanto-cuesta-hacerce-una-casa-bajo-consumo1

Y como lo más importante es contar con una cifra para poder hacer nuestros números, podéis calcular un coste de 1200 euros/m2, es decir,una vivienda de bajo consumo de 150m2 nos costará alrededor de 180.000 euros, y una de 200m2 unos 240.000 euros. A esta cifra habrá que añadir el coste del terreno y el paquete que denominamos varios, cuyo contenido e importe se define en la entrada anterior de nuestro blog: “Lo que realmente cuesta hacerse una casa».

”Este precio (1200 euros/m2) es similar al coste de construcción de una casa tradicional y corresponde al precio medio para una vivienda de bajo consumo. Hay empresas de primera línea que te la harán por 1500 euros/m2 y sistemas constructivos alternativos con los que reducir el precio hasta los 900 euros/m2.

emes-arquitectura-cuanto-cuesta-hacerce-una-casa-bajo-consumo

Desde EMES arquitectura os animamos a elegir la construcción sostenible y de bajo consumo. ¡Infórmate sin compromiso!

TECHO RADIANTE

emes-arquitectura-techo-radiante3

La empresa suiza Zehnder, cuyas instalaciones visitamos en Barcelona recientemente, ha introducido en nuestro país el sistema de calefacción mediante techo radiante. Este sistema consiste en la colocación de placas de poliestireno (que actúan como aislante térmico y evitan que el calor se vaya hacia arriba) en las que quedan embebidos los tubos de agua que aportarán la energía térmica, y que llevan a modo de acabado una placa de yeso laminado que hará la función de falso techo.

La principal ventaja de este sistema es que utiliza agua a baja temperatura (35º frente a los 45º del suelo radiante o los 75º de los radiadores convencionales). Esta característica hace posible la utilización de energías renovables para la producción de calor (aerotermia, geotermia, placas solares o caldera de pellets), lo que supone un ahorro importante en nuestro consumo energético.

emes-arquitectura-techo-radiante2

Otra ventaja indiscutible es la facilidad de instalación y su poco peso, características por las cuales resulta idóneo para obras de rehabilitación. Ya no es necesario demoler el suelo de un edificio existente, ni sobrecargarlo con la capa compresora, ni elevar la cota resultante al instalar un suelo radiante. Sustituir una instalación de radiadores por un sistema radiante resulta ahora fácil y rápido.

emes-arquitectura-techo-radiante1

Y no debemos olvidar la ventaja que supone no tener limitaciones en cuanto al acabado de los suelos (madera natural, alfombras, etc…), ya que el rendimiento de un suelo radiante depende directamente del material que lo recubre.

En cuanto a la inversión económica, en una obra de rehabilitación la instalación del techo radiante resulta similar a la del suelo radiante (aproximadamente un 5% más caro), pero aporta un ahorro económico en el consumo por trabajar a menor temperatura, por lo que la inversión se va amortizando con el tiempo.

En obra nueva, sin embargo, la diferencia de precio es mayor porque la colocación del suelo radiante no implica la demolición del suelo existente. A pesar de ello es importante sopesar las ventajas que suponen el menor consumo y la libertad de acabados.

emes-arquitectura-techo-radiante

Por último, y para poder entender la eficacia de este sistema, es importante explicar que se basa en actuar sobre los dos factores que afectan a la temperatura percibida, y por lo tanto a nuestra sensación de confort: la temperatura del aire y la temperatura radiante. Los sistemas tradicionales se centran en la modificación del primer valor olvidando el segundo, que tiene la misma importancia en la fórmula de medición del confort. No es lo mismo un día soleado con 15º de temperatura que un día nublado con la misma temperatura. Nuestra sensación térmica será mayor en el primer caso, igual que lo será en un espacio calefactado mediante techo radiante en la que bastará con poner el termostato a 18º-19º para obtener una sensación térmica de 21º-22º.

Los avances tecnológicos nos ofrecen nuevas posibilidades dentro del mundo de la construcción. En el estudio EMES arquitectura intentamos estar al día para ofrecer a nuestros clientes la mejor opción para lograr el menor consumo energético.

CLAVES PARA UNA CASA EFICIENTE: AISLAMIENTOTÉRMICO Y TECNOLOGÍA APLICADA A LAS INSTALACIONES

emes-arquitectura-claves-casa-eficiente3Las claves para conseguir una vivienda eficiente son básicamente dos: un buen aislamiento térmico y garantizar un suministro energético de bajo consumo.

El primer requisito parece el más sencillo de conseguir, sin embargo la realidad nos demuestra que no se alcanzan los valores de aislamiento deseables. El Código Técnico de la Edificación va obligando progresivamente a aumentar el espesor del material aislante de las nuevasconstrucciones, si bien los mínimos exigidos quedan aún lejos del nivel de aislamiento ideal, que es el marcado por los estándares de casa pasiva.

En el estudio EMES construimos con espesores de entre 24 y 32 cm, normalmente a base de lana de roca, aunque también la combinamos con otros materiales como fibra de madera o corcho.emes-arquitectura-claves-casa-eficiente2

Con un buen aislamiento térmico conseguimos reducir las pérdidas de calor y por lo tanto reducimos nuestras necesidades de energía. Si además conseguimos que la energía utilizada tenga un bajo coste, o incluso un coste nulo, estaremos ante una vivienda eficiente.

emes-arquitectura-claves-casa-eficiente1

La instalación de placas solares es la opción más habitual para aprovechar las energías renovables que nos ofrece la naturaleza, sin embargo sólo sirve para suministrar agua caliente sanitaria durante algunos meses al año. La aplicación de tecnologías como la aerotermia, la termodinámica o la geotermia sirven tanto para la producción de agua caliente sanitaria como para el sistema de calefacción y garantizan el suministro durante todo el año reduciendo el consumo energético de una vivienda unifamiliar a un máximo de 500 euros al año.

Además, es recomendable la instalación de un recuperador de calor aplicado al sistema de ventilación de la vivienda (ahora obligatorio en toda nueva construcción) que permitirá que el aire limpio introducido en la misma lo haga prácticamente a la temperatura interior de nuestro hogar.

emes-arquitectura-claves-casa-eficiente

En el estudio EMES arquitectura te garantizamos la construcción de una casa confortable con un mínimo consumo. Consúltanos sin ningún compromiso.

BIOCONSTRUCCION I

emes-arquitectura-bioconstruccion1g

Construir una casa que resulte sana para sus habitantes y que al mismo tiempo no dañe el medio ambiente son los dos principios básicos de la bioconstrucción.

Cada vez es mayor el número de personas que se preocupa por el futuro de nuestro planeta y que entiende la influencia que tienen sobrenuestra salud los elementos químicos o nocivos que se encuentran presentes en todo tipo de objetos de uso diario, como alimentos, prendas de vestir, cosméticos, etc.

Teniendo en cuenta que la vivienda es el refugio de una familia y el lugar en el que más horas pasa, parece razonable dedicar un poco de tiempo a reflexionar sobre cómo debería estar construida. La construcción ecológica, en la que se emplean materiales respetuosos con el medio ambiente, es la respuesta para las personas concienciadas.

emes-arquitectura-bioconstruccion1f

A la hora de elegir los materiales que formarán parte de nuestra vivienda es recomendable fijarse en la huella de carbono de cada uno deellos, es decir, la emisión de CO2 a la atmósfera que implica cada tonelada de material. Para ello se analiza el ciclo de vida del mismo ya que la producción de CO2 comienza con la extracción de la materia prima, continúa con el transporte, la manipulación, instalación y termina con la eliminación del mismo, es decir, se analiza cada material desde que nace hasta que muere, y su repercusión en el medio ambiente.

Materiales como la piedra natural, la madera y el hormigón, son algunos de los que presentan un menor índice de emisiones de CO2, por lo que deberíamos utilizarlos en nuestra vivienda, sin que ello condicione el diseño de la misma, que podrá ser moderno o clásico adaptándose al gusto de los propietarios.

emes-arquitectura-bioconstruccion1b

emes-arquitectura-bioconstruccion1c

emes-arquitectura-bioconstruccion1d

emes-arquitectura-bioconstruccion1e

La elección de los materiales debe mantenerse tanto en el revestimiento exterior como en los acabados interiores y la estructura del edificio, que podrá ser de hormigón o madera (preferentemente).

emes-arquitectura-bioconstruccion1

emes-arquitectura-bioconstruccion1a

Además del material a elegir, hay dos factores a tener en cuenta que también influyen directamente en la emisión de CO2:

  • La utilización de materiales locales para reducir el impacto del transporte.
  • La construcción industrializada o prefabricada, ya que la optimización de recursos también reduce considerablemente el daño al medio ambiente.

En el estudio EMES construimos casas ecológicas y de bajo consumo, tanto prefabricadas como realizadas in-situ, pero además asesoramos de manera gratuita sobre bioconstrucción y mejora de la eficiencia energética, en un esfuerzo por difundir los conceptos que pueden ayudarnos a todos a vivir mejor y en armonía con nuestro entorno.